Enfoque en soluciones vs Culpa. Testimonio docente

Últimamente leo mucho sobre cómo los estudios de neurociencias no ayudan a una buena gestión del aula ni a un buen desarrollo del alumno. Desde luego queda mucho por descubrir y mucho aún por probar; sin embargo, no entiendo porqué a veces cuesta tanto rendirse a la evidencia. Si hay fantásticos estudios sobre el funcionamiento del cerebro y del comportamiento humano, ¿por qué no podemos usarlos para conectar mejor con los niños? ¿ acaso son de otra especie?

Hoy vuelvo a irrumpir con el testimonio de un docente, en este caso un instituto. En esta formación vimos muchos conceptos, y tras la lectura de la siguiente experiencia me pregunto cómo se habría gestionado sin unos conocimientos previos sobre la naturaleza humana.

Este docente, donde resalto fundamentalmente su actitud de confianza y de conciliación, recibió formación, entre otras materias, sobre:

  • Cómo funciona nuestro sistema de defensa natural cuando nos sentimos atacados.
  • La importancia de “conectarnos” cuando estamos con conductas impulsivas, ya que si no lo hacemos, la reflexión y el enfoque en soluciones no es posible.
  • La tendencia natural y automática del ser humano al autoengaño, vista desde la óptica de Gazzaniga.
  • Cuando cambiamos la culpa por el enfoque en soluciones el avance es posible, se produce la conexión y el respeto mutuo.
  • Todos los que estamos implicados en una situación conflictiva debemos formar parte de la solución.
  • La importancia de la confianza en uno mismo, en el alumno y en el proceso.
  • Los errores son maravillosas oportunidades de aprendizaje, ya que los retos con los que hoy nos encontramos nos permiten trabajar las características que deseamos que los niños hayan asimilado en la edad adulta. Es un camino de mutuo aprendizaje.

RETOS Y CARACTERÍSTICAS - copia.jpg

A continuación expongo el TESTIMONIO que agradezco haber podido leer, ya que son las reflexiones de estos maestros las que dan valor a estas formaciones, y las que sin duda, hacen cada taller más enriquecedor.

“He decidido poner como ejemplo concretamente el último que ha sucedido. Un alumno que llega con un profesor a la Jefatura de Estudios porque ha pintado la pared de la clase. Lo trae el profesor que ha presenciado el incidente. El profesor está bastante enfadado y lo muestra con gestos visibles y ostensibles. El alumno niega todo lo que el docente explica y dice que (gritando) que él no ha hecho nada y que “el maestro me ha cogido manía”. En estos momentos se tiene “el cerebro en la palma de la mano” (cocodrilo). Pasados unos minutos la conversación no conduce a nada (y cada vez más tensa). Pedimos de la manera más correcta posible al profesor que cuando pueda anote en un parte de incidencias lo ocurrido,  el alumno va a la biblioteca para relajarse un poco. Media hora después hablamos con el alumno en un espacio totalmente diferente y que ayude a estar distendidos, un banco del patio, no en la jefatura de estudios. Le escuchamos. Incidimos en que nos cuente cómo se siente y qué ha pasado. Cuando él ha expresado todo lo que quiere poco a poco le hacemos ver que es evidente que ha pintado la pared. El profesor y otros compañeros lo han visto. Nos cuenta que le da mucho coraje cómo el profesor le habla y le grita. Buscamos entre los dos qué solución le podemos dar a la situación: – Pintar el trozo de pared.

 – Disculpadnos con la clase y el profesor. El alumno nos pide que el profesor le hable de una manera más sosegada la próxima vez. Le decimos que se lo vamos a decir. Así el alumno ha reconocido que se ha equivocado, ha buscado él mismo una solución y hemos buscado una vía de diálogo y solución. Trabajamos para evitar posibles situaciones de conflicto tanto con el alumno  como con el docente al que le hacemos ver que busque alternativas para no encerrarse en una opción que no conduce a solución alguna.

Conclusión: Confrontación entre alumno y profesor que se puede categorizar en Séneca como “conducta contraria”. No es un hecho grave y que se puede resolver buscando un espacio diferente dejando un tiempo. Los mediadores también trabajan bastante en estas situaciones teniendo bastante resultado. Valorando los hechos con perspectiva se puede buscar una solución.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s